0

es en

El Real de San Vicente

El Real de San Vicente se encuentra a una altitud de 750 metros en las laderas toledanas de la Sierra de Gredos. Esta altitud provoca una diferencia térmica importante día-noche, que es especialmente beneficiosa en la época de maduración de la uva.  Los suelos son arenosos de origen granítico, con algo de cuarzo.

Las viñas  de Garnacha que trabaja Bodegas Arrayán en este paraje fueron plantadas a mediados del siglo XX.

La combinación de altitud, suelo de granito y edad de las cepas aporta una personalidad única a los vinos, dotándoles de una finura y  un frescor que los diferencia de garnachas de otras zonas.

Estas viñas se cultivan de forma tradicional y siguiendo  prácticas ecológicas: no se usan productos químicos y se realizan todas las labores manualmente.