0

es en

Proyectos

El mapa vitícola español posee un rico patrimonio genético. Sin embargo, el cultivo se centra sólo en algunas variedades, poniendo en riesgo la conservación de esta diversidad. Con el objetivo de investigar la potencialidad de algunas variedades que ahora pueden considerarse minoritarias pero que en su momento se cultivaban en nuestras tierras, se han injertado en la finca 8 variedades autóctonas:

  • Garnacha peluda
  • Garnacha gris
  • Garnacha blanca
  • Mizancho
  • Rufete
  • Bruñal
  • Moravia agria
  • Graciano

Los injertos fueron realizados en 2014 y 2015. El número de cepas injertadas darán lugar a una barrica de un vino experimental por variedad. En los años próximos se estudiará la capacidad de adaptación de estas variedades al terreno y la calidad del vino que ofrezcan las mismas.